La desaparición de la industria textil

Cada vez veo con más preocupación que las empresas textiles locales desaparecen y como dentro de unos años producir será algo exclusivo para grandes multinacionales.
En nuestro país tenemos una larga tradición en la industria textil que en los últimos años está muriendo por el traslado de la producción a países de mano de obra barata. El problema que se encuentran actualmente las pequeñas marcas es que resulta muy difícil encontrar un taller que les produzca, bien porque ya no existen o bien porque no quieren producir pequeñas cantidades. Debido a esto es muy difícil que puedan nacer nuevas marcas sin un gran presupuesto.
Es un problema sabido por la mayoría pero lo que me planteo es ¿que debería hacer el consumidor y el productor para frenarlo? Hablo del sector textil porque es el que me toca más de cerca, pero lo mismo está pasando con la mayoría de la industria nacional.


Ilustración sacada del blog de Discovers History.

Recomiendo leer esta entrevista con la filósofa Nancy Fraser sobre las consecuencias de los productos lowcost. Que tire la primera piedra quien no tenga una prenda de una multinacional pero quizá es momento de empezar a reflexionar e intentar (vamos a intentarlo amenos) comprar conscientemente.

Saqué el tema en el Facebook de Duduá y las reacciones no se hicieron esperar.
Emma Pardos, la diseñadora de Mia comenta lo difícil que es encontrar materiales para producir sus bolsos. "Empresas textiles, y/o cualquier tipo de proveedor, industriales en general. Constantemente hay que cambiar los detalles porque deciden no producir ciertas piezas mas o bien no comprar mas, deciden bajar las calidades y comprar fuera pq sale mas barato. Las gente no esta dispuesta a comprar el precio real de las cosas y eso al final nos ha dejado con muchas menos opciones de las que teníamos."

Ana Diarte comenta que lo importante es "concienciar al comprador y al taller, porque muchos talleres sino les das una producción enorme tampoco quieren trabajar contigo. Y cómo vas a crecer si no te quieren producir? (...) Busquemos soluciones!".

¿Que pasará cuando ya no haya industria local y todo venga de países asiáticos, dejaremos de producir? Marcas como Diarte, Grossomodo, peSetaLa Casita de Wendy, Marcelinus o cualquiera de los participantes en el Festivalet son buenos ejemplos de que aún existe una pequeña industria textil española y los pocos que quedan se tienen que apoyar para seguir existiendo.

La tienda Pérez 78 situada en Toledo, una zona con una gran tradición textil que también está en declive, vende ropa y complementos producidos aquí. Es un buen ejemplo de como una tienda puede apoyar a la industria y a los diseñadores.

¿Qué podemos hacer para frenar la desaparición de la industria local? Entre todos tenemos que buscar soluciones, ¿qué propones tú?


¿Deberíamos hacer un listado de industrias textiles españolas para compartir entre todos los diseñadores? Quizá sería una forma de apoyar a los que quedan. ¿Eres una empresa textil? Comunícate con nosotros, ¡queremos trabajar contigo!


La industria textil catalana en su momento de gloria.
Foto sacada del blog Les Vagues de Manresa.